Las compulsiones en el trastorno obsesivo

Es tremendamente habitual que en el TOC se den actos compulsivos, o lo que es lo mismo, acciones que los afectados por este trastorno llevan a cabo una y otra vez contra o sin su voluntad. En la mayoría de los casos los impulsos o temores obsesivos son la causa de estos actos compulsivos. Si los afectados tratan de evitarlos, se presentan una tensión interna y un miedo acuciados. Y aunque los perciben como algo carente de sentido, se sienten obligados a repetirlos siempre de la misma manera. En aproximadamente la mitad de los afectados se presentan diversos actos compulsivos de manera paralela. Los más frecuentes son los de control, por ejemplo: después de cerrar la puerta del hogar tienen la duda de si realmente está cerrada o no y se ven forzados a comprobarlo decenas de veces, aunque saben que lo está, pero solamente la ejecución de los actos de control les permite reducir la tensión interna (cosa que por lo general tiene una duración breve). Diversos actos compulsivos pueden agruparse en un ritual compulsivo, que debe realizarse con determinada frecuencia y en cierta forma. Otros ejemplos típicos de conductas compulsivas son la necesidad de preguntar, de contar o de lavarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s