Top de manías TOC

Lavarse las manos, mantener las cosas ordenadas o repetir ciertas rutinas forma parte de la vida cotidiana de la gente. No obstante, el problema aparece cuando estos hábitos se transforman en una patología conocida como TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo).

Es este un trastorno que tiene dos partes: la obsesión y la compulsión. Lo obsesivo tiene que ver con un aumento de ansiedad desproporcionado y que obstaculiza la vida diaria del afectado. La compulsión tiene que ver con la conducta. Ciertas actitudes repetitivas en el diario vivir pueden llegar a convertirse en obsesiones que terminan por deteriorar la calidad de vida de la persona. Para realizar un diagnóstico de trastorno obsesivo compulsivo, la presencia de las obsesiones o compulsiones deben ser de carácter recurrente y lo suficientemente graves como para provocar pérdidas de tiempo significativas, una disminución de la actividad general o un malestar clínicamente importante. Las compulsiones son actos mentales o comportamientos de carácter recurrente, cuyo propósito es aliviar la ansiedad o malestar, pero a diferencia de una costumbre no proporcionan placer o gratificación. En algún momento, el individuo reconoce que estas obsesiones o compulsiones son exageradas o irracionales. Con frecuencia estas personas evitan las situaciones que se relacionan con el contenido de las obsesiones, como son la suciedad o la posibilidad de contraer enfermedades. El ránking de las siete obsesiones más habituales serían:

1.Obsesiones de limpieza y anti gérmenes: evitar ir a sitios donde ensuciarse o poder contaminarse de bacterias.

2.Lavado de manos: con distintos jabones, repetidas veces, incluso hasta que la piel quede arrugada.

3.Ordenar objetos a repetición: las cosas deben estar siempre en el mismo lugar y de la misma forma, lo que genera ansiedad en el afectado.

4.Comprobaciones: corroborar reiteradas veces si llevamos todo en el bolso, si cerramos bien la puerta…

5.Enfermedades imaginarias: pensar constantemente que un malestar puede ser una una patología (hipocondría).

6.Obsesiones religiosas: rezar el rosario un número determinado de veces, etcétera.

7.Seguridad o evitar que pasen cosas negativas: privarse de hacer ciertas cosas para impedir que ocurran otras.

El mejor tratamiento disponible consiste en atenciones psiquiátricas y psicológicas, a través de terapias de apoyo y farmacológicas. Se ha comprobado que las técnicas terapéuticas más eficaces para combatir el trastorno obsesivo son las propuestas por la línea cognitivo- conductual, las que se enfocan en la modificación de las respuestas emocionales, pensamientos y comportamientos inadecuados asociados a trastornos psicológicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s